Tipos de sofá

Si estás en la búsqueda de un nuevo sofá para tu piso, es posible que te hayas dado cuenta de que las opciones son infinitas. Sin importar a qué tienda vayas, encontrarás una gran variedad se diseños y modelos de sofá para todo tipo de gustos, todos con formas muy distintas. Con tantos sofás en el aparador, seguro te estarás preguntando: ¿cuál es el sofá perfecto para mí? A continuación te hablamos un poco de los distintos tipos de sofá que existen, con todas sus ventajas y desventajas, para que te pilles el que más te guste.
Cuando de tamaño se trata, deberías considerar el espacio que admite tu sala o el número de personas que se sentarán en tu sofá. Si quieres un sofá para estar con tu pareja o tu mascota o no te gusta recibir visitas numerosas, un sofá de dos plazas puede ser suficiente para ti. Si quieres un espacio cómodo para toda la familia y amigos, un sofá modulable les ofrecerá comodidad a todos, permitiéndote retirar secciones del sofá cuando no haya tanta gente en casa. En particular, los sofás modulares se ven excelente colocados en alguna esquina. Finalmente, si buscas algo intermedio, un sofá convencional de tres plazas es una excelente compra.

Una vez tienes claro el tamaño que tendrá tu sofá, debes saber que cada tipo de brazo ofrece distintas ventajas. Los sofás clásicos de brazo redondo nunca pasan de moda, los modelos más nuevos cuentan con secciones de tela en los brazos que hacen la limpieza más fácil. Los de brazo recto ocupan menos espacio a los lados y, aunque pueden ser muy acolchados, por lo general no es muy cómodo apoyar nuestros brazos en ellos. Por su parte, los sofás con brazo de rollo inglés o belga (English Roll Arm y Belgian Roll Arm, respectivamente) le dan un toque único a cualquier espacio con un estilo realmente psicodélico. Como mención especial, los sofás sin brazos son una excelente opción para apartamentos con una decoración moderna o para aquellos que quieren lanzarse en su sofá desde cualquier dirección. 
Si usaremos nuestro sofá solo para descansar y ver televisión, un brazo que se encuentre a menor altura es lo recomendable. Por su parte, un brazo más alto es lo ideal para una buena conversación con las visitas. 
También hay que tener en cuenta los sofás cama con las ventajas que aporta tener un colchón extra en casa para las visitas que se quedan.
Ahora que conoces los tipos de sofá que existen y las ventajas de cada uno, seguro que ya tienes más claro cuál va a ser tu decisión. ¡Que disfrutes ese nuevo sofá!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿COMO CONTRATAR UN ABOGADO?

Características del LG G6.

Cómo hacer el trabajo de un fontanero